Cloro para Piscinas, Dióxido de cloro

Dióxido de cloro

15 Abr , 2016  

El éxito de las piscinas, lo que la hace usables y disfrutables es el agua. Si el agua de la piscina no esta en condiciones optimas para que el humano entre en contacto con ella y disfrute sus bondades, no tendremos una piscina, sino un foco o punto de contaminación y posible proliferación de enfermedades. Hoy os presentamos el dioxido de cloro para piscinas.

 

De ahí resulta la importancia de la correcta y debida desinfección del agua de la piscina y esto solo es posible con los productos y elementos especializados para ello. Pero también, eso debe ir acompañado de la correcta aplicación de estos productos para que brinden el rendimiento y los efectos esperados.

maxresdefault-1

Si no desinfectamos el agua de nuestra piscina y tomamos este aspecto con la importancia de un asunto de sanidad y salubridad, es posible que estemos arriesgando la salud y bienestar de las personas que estén en contacto con esta piscina.

 

El Dióxido de cloro se conoce como MMS, Solución Mineral Milagrosa, u otros nombres naturales, y este consiste en dióxido de cloro, una solución al 28% de clorito de sodio en agua destilada. Es un elemento de oxidación y desinfección que se produce a partir de dos ingredientes químicos como el clorito sódico y el ácido clorhídrico. Este elemento es utilizado para la desinfección del agua de la piscina. Se puede utilizar conjuntamente con otras sustancias químicas contenidas en los productos que podemos encontrar en el mercado para el tratamiento del agua. Pero además, se pueden utilizar generadores autónomos.

mas2_dicloro-dccna-55-grano_producto_1 (1)

boton_zps822d7fc1

A pesar de la controversia sobre el uso de este producto, nadie a podido negar su poder y efectos para los procesos de desinfección del agua y en el mercado se vende y lo podemos adquirir en un frasco de 60 cc con un activador, es decir, ácido clorhídrico o cítrico, disuelto al 4%.compuesto por MMS al 28%.

 

Su éxito como producto desinfectante radica en los beneficios que ofrecen que lo diferencia de otos elementos apoyados en el cloro libre, sea esta con la adición de hipoclorito sódico, cloro gas o hipoclorito cálcico.

Esta presentación muestra una mayor durabilidad en fase disuelta en el agua, también mayor consistencia frente a la temperatura y la radiación ultravioleta.

 

La concentración que necesitamos para alcanzar la desinfección adecuada es ínfima en comparación con la requerida con aplicaciones de desinfección mediante cloro, ya que solo es necesario un valor mínimo de únicamente 0,05 ppm de dióxido de cloro, par lograr los resultados esperados.

 

Otros de las grandes virtudes de este compuesto químico es que el tiempo de reacción para lograr una desinfección también son menores en comparación a los tratamientos con cloro libre. Es así que 15 minutos es el tiempo de retención suficiente, mucho menor que el tiempo de 60 minutos necesarios en una cloración ordinaria.

 

Este compuesto es el favorito de muchos ya que el aumento del potencial de oxidación ORP es mucho más perceptible que en una cloración, esto permite que el Dióxido de cloro es más adecuado para los procesos de oxidación y ejecución de procedimientos como eliminación de hierro, manganeso, aluminio, metales pesados y materia orgánica en general.